Favoritos
0
Noticia

Cuándo es obligatorio el uso de calzado de seguridad

Descubra algunos riesgos obligatorios a cubrir

20/03/2019
Cuándo es obligatorio el uso de calzado de seguridad

El calzado de seguridad forma parte de los denominados como Equipos de Protección Individual, más conocidos como EPI’S. Esto se traduce en que las botas o zapatos de un trabajador son obligatorias cuando tienen por finalidad protegerle de riesgos derivados de su trabajo, como evitar golpes, cortes, resbalones o mantenerlo aislado del frío o del calor.

Es importante remarcar que la ley dicta que es el empresario quien deberá proporcionar a sus trabajadores estos equipos de protección individual y velar por su uso efectivo, si la naturaleza del trabajo lo requiere.

Para facilitar el acceso a diferentes modelos de calzado de seguridad de calidad, en Reysan ponemos a disposición tanto de los empresarios como de los trabajadores un amplio catálogo que incluye botas de agua, zapatos para riesgos específicos, botas de seguridad contra el frío y calzado para sectores específicos, como el de la alimentación o el sanitario.

En definitiva, zapatos y botas que forman parte de los EPI’S, definidos en la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales como los equipos o accesorios destinados a proteger al trabajador que los porta de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo.

Tipos de calzado profesional: ¿cuál escoger?

Según el nivel de protección ofrecido, el calzado de uso profesional puede clasificarse en las siguientes categorías:

  1. Calzado de Seguridad

    El calzado de seguridad se caracteriza por proporcionar protección en la parte de los dedos, por lo que incorpora tope o puntera de seguridad que garantiza una protección suficiente frente al impacto, con una energía equivalente de 200 J en el momento del choque, y frente a la compresión estática bajo una carga de 15 KN.

  2. Calzado de protección

    También se ocupa de la protección en la parte de los dedos mediante un tope o puntera de seguridad pero con una protección frente al impacto menor. En concreto con una energía equivalente de 100 J en el momento del choque, y frente a la compresión estática bajo una carga de 10 KN.

  3. Calzado de trabajo

    Es un calzado de uso profesional que no proporciona protección en la parte de los dedos. Son, por ejemplo, muchos de los zapatos del sector sanitario o alimentario, así como los destinados al aislamiento térmico.

Además de estos tres tipos de zapatos profesionales, la ley también contempla el calzado y cubrecalzado de protección contra el calor o de protección contra el frío, el calzado frente a la electricidad, calzado de protección contra las motosierras y zapatos y botas de seguridad.

Pero, ¿cómo escoger el calzado profesional para los trabajadores? Para determinar por qué zapatos o botas decantarse es necesario tener en cuenta tanto el nivel de seguridad que requerirá el trabajador como la comodidad del mismo. Para ello, se elaboran estudios y evaluaciones de los riesgos presentes en el puesto de trabajo, intentando encontrar un equilibrio entre ambos factores.

Algunos riesgos obligatorios de cubrir

En cada sector y en cada compañía se facilita un tipo de calzado u otro en función de los riesgos que deben cubrirse. Pero siempre existen una serie de factores a considerar desde el punto de vista de la seguridad para elegir un equipo u otro de forma obligatoria. En el Real Decreto 773/1997, que recoge medidas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual, se especifican algunos como:

  • Resistencia de la punta del calzado ante caídas de objetos o aplastamiento de la parte anterior del pie.
  • Capacidad del tacón para absorber energía ante las caídas e impactos sobre el talón del pie.
  • Resistencia de la suela al deslizamiento con un refuerzo del contrafuerte para mitigar las caídas por resbalón.
  • Calidad de la suela antiperforación en el caso de que sea necesario caminar sobre objetos puntiagudos o cortantes.
  • Aislamiento eléctrico de las botas para baja y media tensión.
  • Aislamiento térmico en situaciones laborales con excesivo frío o calor.
  • Resistencia y estanquidad para trabajos en los que existe riesgo de proyección de metales en fusión.
  • Resistencia y estanquidad para tareas en las que llevan a cabo acciones químicas con polvos o líquidos agresivos.

Si busca equipamiento de calzado de seguridad, le invitamos a visitar nuestra sección destinada a la protección laboral del pie, donde encontrará desde botas Dunlop o Panter hasta producción propia, muy asequible y de gran calidad. ¡Le esperamos!

calzado

¡Hola! Si tienes alguna duda, puedes escribirnos a nuestro número de WhastsApp

WhatsApp Reysan
Reysan Atlantic
Chat WhatsApp